Psicología del diseñador: Diseñadores divo-ermitaños

Me llama la atención que pese a que existen muchos puntos de encuentro en la web para diseñadores, es extraño que físicamente nos reunamos para compartir ideas, conocimiento y experiencias sobre diseño. Es cierto que en ocasiones sí nos reunimos pero son para hablar de otros temas: blogs, twitter, desarrollos, ocio, etc. Pero en cuestiones centradas en diseño gráfico, de comunicación, industrial, información, etc… parece que las iniciativas son pocas o casi nulas.
Solo por dar un ejemplo, las contadas veces que nos reunimos suelen ser para escuchar la voz de algún diseñador afortunado; mientras que el resto de la audiencia permanece pasiva y en espera para la firma de autógrafos (estoy exagerando).Lo interesante es que eso sólo pasa cuando traemos puesto el “traje de diseñador”, es ahí cuando nos transformamos y usamos palabras rebuscadas y técnicas para marcar nuestra línea hacia otros diseñadores. En cambio cuando tenemos que abordar otros temas con otras profesiones somos los más abiertos y accesibles para dar y recibir conocimiento, tal vez porque nos quitamos la presión o el deseo de mostrar que sabemos más que nuestros colegas de profesión, quién sabe.
Es interesante el tema. Somos demasiados divos de una manera inexplicable. Y eso se nota desde que estamos en la universidad. Hacemos algún trabajo de alta calidad, y en el mejor de los casos los compañeros preguntan: “¿Cómo llegaste a esa idea?, ¿Cómo hiciste ese efecto?, ¿Qué herramientas utilizaste?”, y en vez de detonar la transferencia de conocimiento, se detona la burbuja del ego. Es bien divertido.El diseñador es muy celoso con lo mucho o poco que sabe. Cuando tenemos que compartir simple información (ya no digamos conocimiento), parecida que tenemos un tesoro que solo nos pertenece a nosotros y nadie más. Se nos olvida que en esta carrera no vamos solos contra el mundo.
¿Por qué será esto así? ¿De plano somos muy celosos con nuestro trabajo?, ¿Somos tan divos-ermitaños como profesionistas? No me he puesto a buscar de lleno, pero tal vez ya exista algo relacionado a la psicología del diseñador que nos ayude a entendernos un poquito y a buscar nuevas estrategias para hacer crecer la profesión más allá de los aplausos que tanto nos gustan.
Visto en: Alquimistas del Diseño

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: